Fantom es una blockchain que se autodefine como una plataforma de contratos inteligentes de alto rendimiento, escalable, segura y compatible con EVM.

Para eso, utiliza un algoritmo de consenso llamado Lachesis, el cual apunta a resolver el trilema entre seguridad, escalabilidad y descentralización. Lachesis está basado en Proof-of-Stake o prueba de participación.

El token nativo de esta red es FTM y se utiliza para garantizar la seguridad de la red mediante el staking.

Para más información, te invitamos a leer el siguiente artículo de nuestro Blog:
AVAX y FTM: ¿Qué son?

¿Encontró su respuesta?