Ninguna, colocamos el botón convertir para simplificar la experiencia. Solo necesitas indicar la moneda de origen (existente en tu cuenta) y la moneda de destino (la que querés obtener). Nosotros hacemos la operación por vos para que puedas hacerla en un solo clic ahorrando tiempo, spread y evitando el riesgo de cambios de cotización durante las operaciones.

¿Encontró su respuesta?