El congelamiento de la tarjeta es un bloqueo temporal que podés revertir cuando quieras. Gestionar la baja de la tarjeta implica la desvinculación permanente del producto. En este último caso, la única forma de volver a utilizar el servicio de tarjeta prepaga sería pidiendo una nueva.

¿Encontró su respuesta?