Las criptomonedas, también llamadas criptodivisas o criptoactivos, son dinero digital.

A diferencia del dinero común que conocemos, como el dólar, el peso o la libra esterlina, las criptomonedas no son emitidas ni controladas por ningún ente gubernamental. Su funcionalidad se basa únicamente en protocolos informáticos que funcionan de manera autónoma.

Las criptomonedas tienen muchas ventajas:

  • Transparencia: las criptomonedas son de libre uso, y toda la información en torno a ellas está disponible en internet de manera abierta. Desde su funcionamiento y su código, hasta todas las transacciones que suceden en todas las redes. La información con respecto a las criptomonedas es de acceso público, y esto ofrece una gran confianza a los usuarios.

  • Rapidez sin fronteras: gracias a su gran tecnología de transacciones descentralizadas, enviar criptomonedas desde cualquier rincón del mundo hacia otro es fácil, de acreditación casi inmediata y con un costo muy bajo.

  • Independencia: ¡las criptos funcionan por sí mismas y cualquiera puede usarlas! No necesitas pedir permiso a nadie para tener, enviar y recibir cripto, ni tampoco ellas necesitan establecerse formalmente en algún territorio para ofrecer sus funcionalidades. Todos podemos usarlas desde donde queramos.

  • Seguridad: gracias a la forma en la que sus protocolos fueron construidos, las seguridad de las criptomonedas está regida por principios matemáticos y criptográficos, haciendo que su seguridad sea incorruptible.

¿Encontró su respuesta?